La Oficina de Control de la Magistratura (Ocma) impuso en lo que va del año, por actos de corrupción e inconducta funcional en el ejercicio de su función, mil 396 sanciones disciplinarias a jueces y trabajadores del Poder Judicial.

Según información oficial proporcionada a la agencia Andina, el órgano contralor dictó 651 sanciones a jueces y 745 a auxiliares judiciales (trabajadores).

De acuerdo al tipo de sanción, se impuso 643 apercibimientos o llamadas de atención, 230 multas, 64 suspensiones, entre otras.

Asimismo, resalta el número de pedidos de destitución formulados por la Ocma contra jueces (52) y trabajadores judiciales (70), alcanzado la cifra de 122 en el transcurso del año.

Los requerimientos contra los magistrados deberán ser resueltos en última instancia por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), que es la institución encargada de revisar estos casos.

Las acciones adoptadas por la Ocma han aumentado, teniendo en cuenta que hasta julio pasado las sanciones disciplinarias llegaban a 416, mientras que los pedidos de destitución contra magistrados ascendían a los 33.

Asimismo, ha dispuesto la separación temporal (abstención al cargo) de un total de 187 servidores judiciales, de los cuales 73 son magistrados de primera y segunda instancia, 78 auxiliares jurisdiccionales y 36 jueces de paz.

La jefa del órgano contralor del Poder Judicial, Elcira Vásquez Cortéz, afirmó que se han realizado diversas acciones preventivas como conceder un plazo de 60 días para disminuir significativamente la carga procesal en los despachos judiciales.

Adicionalmente, por gestiones realizadas ante la Presidencia del Poder Judicial, resolvió asignar dos asistentes adicionales por cada despacho.

Esta resolución fue publicada en el diario oficial “El Peruano”, y no contiene ningún efecto sancionador por el momento.

 
Anuncios