(Lima, marzo 02).- A través de un escrito remitido esta tarde al Poder Judicial, el Fiscal Titular de la 57 Fiscalía Provincial Penal de Lima, Jorge Enrique Sanz Quiroz, insistió con su denuncia penal contra el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Francisco Antonio Burga Seoane y otros en agravio del Estado.

En el citado documento, el representante del Ministerio Público precisó el grado de participación de los denunciados y los ilícitos penales presuntamente cometidos.

Se señala que Manuel Burga fue denunciado en calidad de autor mediato de los Delitos contra la Fe Pública en la modalidad de Uso de Documento Falsificado, y Contra la Administración Pública, en la modalidad de Inducción a Error a Funcionario Público; asimismo, en calidad de autor de los Delitos de Peculado Impropio y Asociación Ilícita para Delinquir.

Según el fiscal Jorge Sanz, al actual presidente de la FPF se le imputa haberse apropiado y no haber entregado al Fondo Pro Deporte Escolar de acuerdo a la Ley 28036, el 10 % del dinero recibido por el contrato suscrito con dos canales de televisión por la cesión de derechos para la transmisión de las eliminatorias de fútbol Sudáfrica 2010, cuyo monto total es de 6 millones de dólares más los impuestos correspondientes (IGV).

La denuncia penal incluye también, por los mismos ilícitos penales, a Enrique Alejandro Pacheco Farromeque, por haber realizado las funciones de Director del Instituto Superior Tecnológico “Alfonso Huapaya Cabrera” sin tener designación legal que le pertenecía a su padre Enrique Pacheco Velarde; y por haber expedido Diplomas y firmado documentación que era enviada al Ministerio de Educación para que otorgue Títulos a Nombre de la Nación.

Asimismo, se llegó a determinar la complicidad entre ambos denunciados para administrar los fondos de la FPF a través del citado Instituto, en las entidades del sistema bancario y financiero, constituyendo una agrupación organizada en base a una jerarquía y división funcional.

Por su parte, Enrique Pacheco Velarde, fue denunciado por el Delito contra la Fe Pública, en la modalidad de Falsedad Genérica al alterar la verdad y haber aceptado como suyas las firmas que aparecen en los documentos cuestionados pese a que la pericia de grafotécnia concluye que las firmas y post firmas provienen de puños distintos.

Lima, 02 de marzo de 2009
GERENCIA CENTRAL DE IMAGEN INSTITUCIONAL

 

Anuncios