abril 2009


 

  • En (18161826). Previamente restringida al subcontinente indio, la pandemia comenzó en Bengala y se expandió a través de la India hacia 1820. Se extendió hasta la China y el Mar Caspio antes de disminuir.
  • La segunda pandemia (18291851) alcanzó Europa, Londres en 1832, Nueva York en el mismo año, y la costa del Pacífico en Norte América por 1834.
  • La tercera pandemia (18521860) principalmente afectó a Rusia, con más de un millón de muertos.
  • La cuarta pandemia (18631875) se extendió en su mayor parte por Europa y África.
  • La sexta pandemia (18991923) tuvo pocos efectos en Europa gracias a los progresos en salud pública, pero Rusia fue gravemente afectada de nuevo.
  • La séptima pandemia, llamada «El Tor» por la cepa, comenzó en Indonesia en 1961 y alcanzó Bangladesh en 1963, India en 1964, y la URSS en 1966.
  • La «gripe española» (19181919). Comenzó en agosto de 1918 en tres lugares alejados unos de otros: Brest, Boston y Freetown. Una grave y mortífera cepa de gripe se expandió por el mundo. La enfermedad mató a 25 millones de personas en el curso de seis meses; algunos estiman poner el total de los muertos por todo el mundo en más del doble de ese número. Unos 17 millones se estima que murieron en la India, 500.000 en los EE.UU. y 200.000 en Inglaterra. Se desvaneció en 18 meses y la cepa concreta nunca fue determinada.
  • El brote de gripe porcina de 2009 (2009actualidad). Comenzó en marzo de 2009 en México y se expandió por Europa y América.
  • VIH
  • Es la enfermedad que consiste en la incapacidad del sistema inmunitario para hacer frente a las infecciones y otros procesos patológicos, es considerada pandemia debido a su rapida propagacion, sus victimas van de lo 20 y 25 millones, sobre todo en Africa

    La enfermedad epidémica en tiempo de guerra era el tifus, llamada algunas veces «fiebre de los campamentos» debido a su patrón de estallar en tiempos de penalidades. Emergiendo durante las Cruzadas, tuvo su primer impacto en Europa en 1489, en España. Durante la lucha entre los españoles cristianos y los musulmanes en Granada, los españoles perdieron 3.000 efectivos por bajas de guerra y 20.000 por tifus. En 1528 los franceses perdieron 18.000 efectivos de sus tropas en Italia y perdieron la supremacía en Italia en favor de los españoles. En 1542, 30.000 personas murieron de tifus mientras combatían a los Otomanos en los Balcanes. La enfermedad también jugó un papel de importancia en la destrucción de la Grande Armée de Napoleón en Rusia en 1811.

    Los encuentros entre los exploradores europeos y las poblaciones del resto del mundo introdujeron frecuentemente epidemias locales de extraordinaria virulencia. La enfermedad mató a gran parte de la población nativa (guanche) de las Islas Canarias en el siglo XVI. La mitad de la población nativa de la isla Española en 1518 murió por la viruela. La viruela también destrozó México en la década de 1520, matando a 150.000 personas sólo en Tenochtitlan, incluyendo el emperador, y Perú en la década de 1530, ayudando a los conquistadores españoles. El sarampión mató a dos millones más de nativos mexicanos en la década de 1600. Y aún en 1848–49, tanto como 40.000 de 150.000 nativos hawaianos se estima que murieron de sarampión, tos ferina y gripe.

    Hay también un número de enfermedades desconocidas que fueron extremamente graves pero que ahora se han desvanecido, de manera que su etiología no puede ser establecida. Los ejemplos incluyen la peste antes mencionada de Grecia en 430 a. C. y el English Sweat de la Inglaterra del siglo XVI, que fulminaba a la gente en un instante y que fue mucho más temido que la peste bubónica.

     

    Condiciones para una posible pandemia vírica

    La OMS indica que para que pueda aparecer una pandemia, se necesita:

    • Que aparezca un virus nuevo, que no haya circulado previamente y por lo tanto, no exista población inmune a él.
    • Que el virus sea capaz de producir casos graves de enfermedad.
    • Que el virus tenga la capacidad de transmitirse de persona a persona de forma eficaz.

     

    Clasificación propuesta por la O.M.S.

    • Fase 1: Se refiere a virus que circulan entre los animales pero que aún no han causado ninguna infección en los humanos

    • Fase 2: el virus, que afectaba a animales domésticos o salvajes, ha contagiado a alguna persona, por lo que puede considerarse una potencial amenaza de pandemia

    • Fase 3: El virus afecta a pequeños grupos de personas y se da, por primera vez, la transmisión de humano a humano, y no sólo de animales a humanos. Sin embargo, son casos esporádicos y bajo ciertas circunstancias.

    • Fase 4: El poder del virus para transmitirse entre personas se verifica y es capaz de provocar ‘brotes comunitarios’. Esta situación aumenta significativamente el riesgo de pandemia. Cualquier país que sospeche o que verifique algún caso debe ponerse inmediatamente en contacto con la OMS para que evalúe la situación y coordine la respuesta. Esta fase indica un importante salto en el riesgo de pandemia, pero no quiere decir que ésta se produzca inevitablemente

    • Fase 5: Se caracteriza por la propagación del virus de humano a humano en, al menos, dos países de una misma región. “Aunque muchos lugares no se ven afectados, la declaración de esta fase es un signo claro de que la pandemia es inminente y que el tiempo para poner en marcha todas las medidas necesarias se acaba”, según la Organización.

    • Fase 6: La fase pandémica. El brote de la enfermedad se ha registrado en más países de distintas regiones. Llegar a este nivel quiere decir que la pandemia ya está en marcha, ha comenzado. Ya no se puede prevenir, sino sólo tratar de controlar.

     

    Véase también

    Anuncios

    http://www.youtube.com/watch?v=DPQOvdmcQ9g&feature=player_embedded

     

    Escrito por: Jose Alejandro Godoy en Uncategorized

    El señor de la foto se llama Manuel Rosales, era alcalde de Maracaibo y uno de los mayores opositores a Hugo Chávez. Y desde el domingo está por Lima, ¿motivo? El Comercio informa:

    Rosales, actual alcalde de Maracaibo, decidió no entregarse a la justicia de su país en un proceso por presunta corrupción. Para ayer estaba prevista la audiencia del caso, pero como el líder opositor no se presentó, fue pospuesta para el 11 de mayo.

    Dirigentes de Un Nuevo Tiempo (UNT), el partido del cual Rosales es fundador, temían que la diligencia hubiera servido para encarcelar a su líder, quien se mantiene en la clandestinidad desde finales de marzo.

    La fiscalía había pedido que se lo privara de su libertad en forma preventiva.

    “[Hay un] rosario de violaciones procesales”, dijeron.“Manuel Rosales preso, además de exponerlo a la humillación, a la vejación y a la violación de todos sus derechos, sería un trofeo que enseñaría el Gobierno a todos para tratar de intimidar a la disidencia”, afirmó ayer el presidente del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza.

    Esta agrupación, que fue fundada por Rosales, organizó una conferencia de prensa para explicar las razones por las que el perseguido alcalde de Maracaibo no se presentará ante la justicia.

    La entrega de Manuel Rosales no sería una entrega a la justicia venezolana, sería una entrega a Hugo Chávez que lo está persiguiendo”, explicó.

    “Cuando haya Estado de derecho en Venezuela, Manuel Rosales se someterá entonces a los tribunales, pero mientras tanto se someterá al juicio del pueblo venezolano”, puntualizó Barboza.

    Caso difícil. De un lado, es cierto que toda autoridad debe estar sometida a investigación por casos presuntos de corrupción que se hayan cometido durante su mandato – bien sabemos esto en el Perú -, pero, de otro, es claro que la independencia judicial en Venezuela es casi un cuento de ciencia ficción y que la mayor parte de los magistrados están sometidos a Chávez.

    Panorama harto complicado y que, ahora, al Perú lo pone en una disyuntiva. El congresista Javier Valle Riestra es ahora el abogado de Rosales y acaba de presentar formalmente la solicitud de asilo político. Esta figura implica que el Estado peruano decida aceptar a Rosales como residente en el país, bajo un estatus especial, que implica que Rosales no pueda hacer declaraciones políticas, pero que nuestro país lo proteja y no lo extradite a Venezuela, dado que no existen garantías para procesarlo en su país.

    La cuestión es complicada: Caracas ya dijo que pedirá la captura internacional de Rosales. El hecho de que un congresista oficialista sea su abogado le da un tinte más político al asunto y complica más la situación del gobierno peruano, que había decidido jugar al funambulismo con Chávez. Y hay que recordar que muchos de los militares adictos a Chávez estuvieron asilados en Lima por varios años durante el gobierno de Fujimori, luego del intento frustrado de golpe de Estado de 1992.

    Sin duda, Torre Tagle tiene una papa caliente entre manos.

     

    Escrito por: Jose Alejandro Godoy en Uncategorized

    Luego de varios días, pude terminar de leer la sentencia a Alberto Fujimori. Y recopilando varias de las preguntas que he escuchado o que me han hecho en estos días, he compuesto el siguiente post:

    1. ¿CUAL ES EL VALOR DE LA SENTENCIA?

    Se trata de la primera vez que un ex jefe de Estado es procesado y sentenciado en su país por violaciones de los derechos humanos. Es la primera vez que un gobernante peruano es condenado por estas materias. Y es la primera oportunidad en que se procesa a un presidente respetando las garantías del debido proceso.

    Debe anotarse, además, que se trata de una resolución judicial que tiene un lenguaje claro y sencillo de entender, lo que permite que cualquier ciudadano pueda comprender que es lo que dice.

    2. ¿QUE SE HA DEMOSTRADO EN EL PROCESO?

    Sobre los casos Barrios Altos y La Cantuta, el mejor resumen lo ha hecho Martín Tanaka:

    Poniéndolo en términos simples, el razonamiento es algo así: Fujimori gobernó concentrando el poder; en cuanto a la estrategia contrasubversiva, concentró el poder en el servicio de inteligencia nacional y en inteligencia del ejército, en Vladimiro Montesinos y Hermoza Ríos en particular; Montesinos diseñó una estrategia que contemplaba una estrategia “pública” (”soldado amigo”, respeto a los DDHH), y una clandestina, de asesinatos selectivos, a cargo del grupo Colina.

    El funcionamiento de este grupo requirió un gran despliegue organizativo dentro de las estructuras del ejército, que no podía ser ajeno al conocimiento del presidente. Además, este grupo funcionó entre agosto de 1991 y finales de 1992, y llevó a cabo once acciones, asesinando a cuando menos 49 personas. Todos esos casos fueron de conocimiento público, y la actitud del condenado fue defender a los responsables, minimizar, ocultar, distorsionar los hechos. Es decir, no es creíble la versión de que él no sabía nada y que su estrategia velaba por el respeto a los DDHH. Su actitud es la de quien avala las acciones llevadas a cabo, en tanto eran parte de una estrategia. En otras palabras, no es que Fujimori haya ordenado matar a las víctimas de Barrios Altos y La Cantuta, es que esos asesinatos se dieron en el marco de una estrategia aprobada, avalada, defendida por éste.

    En cuanto a los secuestros de Gustavo Gorriti y Samuel Dyer, la responsabilidad de Fujimori se basa en dos situaciones distintas. Para el caso de Gorriti, se demostró que Fujimori, en el marco del golpe de Estado del 5 de abril de 1992, dispuso la detención de personas opositoras al régimen y a sus planes, a través de personal militar y de inteligencia, mediante una orden firmada por Hermoza Ríos y elaborada en el SIN. En el caso de Dyer, fue una orden del SIN, con conocimiento de Fujimori, la que dispuso su detención sin mandato judicial, siendo entregado al jefe de Contrainteligencia del SIN y sometido a una investigación irregular por  terrorismo en la que no se le encontró vinculación alguna con Sendero Luminoso, amen de las vinculaciones con el narcotráfico que insinuó el propio Fujimori en una presentación ante la prensa.

    3. ¿POR QUE FUJIMORI ES CONDENADO COMO AUTOR MEDIATO?

    La autoría mediata se presenta en aquellos casos en los que el responsable es aquella persona que, a través de un ejecutor inmediato, comete un delito. Uno de los desarrollos de este tipo de imputación es la “autoría mediata por dominio de la voluntad en aparatos organizados de poder”, postulada por el penalista alemán Claus Roxín, que tiene como presupuesto central la existencia de una estructura jerárquica en la que el superior es responsable por las acciones delictivas se presenten.

    Para que este tipo de responsabilidad se aplique, además de la existencia del aparato de poder, debe establecerse la existencia de varios elementos: a) poder de mando, b) desvinculación de la organización del ordenamiento jurídico, c) fungibilidad del ejecutor inmediato y d) predisposición a la realización del hecho ilícito.

    En el caso de Fujimori, lo que se logra establecer es lo siguiente:

    3. En ese ámbito el encausado Fujimori Fujimori con su entorno asesor y de apoyo, utilizando los servicios secretos –de inteligencia– del Estado, que por su función se han caracterizado por el compartimentaje de sus órganos o unidades, por la subordinación jerárquica de su estructuras, y por el secreto y la paraclandestinidad de sus agentes y acciones, fue delineando, a la vez que definiendo, objetivos y estrategias especiales de enfrentamiento de la subversión terrorista, particularmente de los núcleos que habían comenzado a operar en las áreas urbanas del país, sobretodo en la Capital de la República y zonas aledañas.
    4. En este dominio, el objetivo central de gobierno como la política definida, las estrategias generales, y las órdenes de ejecución fueron dispuestas o transmitidas por el acusado y retransmitidas por los demás estamentos del aparato de poder organizado de muy diversas formas, plenamente compatibles con los esquemas informales o paraformales que caracterizan a los códigos de comunicación y manuales de actuación propios del sistema de inteligencia, estratégica u operativa.
    5. En tal contexto y praxis el hilo conductor subyacente fue la eliminación de presuntos terroristas y sus órganos o bases de apoyo. La estrategia específica acordada para ello fue la identificación, ubicación, intervención y eliminación física de los integrantes y simpatizantes de los grupos terroristas. En el nivel táctico, el patrón operativo para la aplicación de tal estrategia partía de recolectar información sobre los focos subversivos así como sus componentes, para, luego, eliminarlos con operaciones especiales de inteligencia a cargo de unidades especializadas del SIE. Las cuales serían adscritas y supervisadas por el SIN, con el apoyo logístico y coordinación de la Comandancia General del Ejército.
    6. Los delitos de asesinato y lesiones graves ocurridos en Barrios Altos y La Cantuta fueron acciones ejecutivas de tales objetivos, estrategia y patrón táctico de operaciones especiales de inteligencia contra la subversión terrorista, de notoria ilegalidad y clandestinidad que no son avalables por el ordenamiento jurídico nacional e internacional del cual se apartan plenamente o lo subordinan sistemáticamente.
    7. Los delitos de secuestro contra los agraviados Gorriti y Dyer respondieron también a disposiciones dadas y/o avaladas directamente por el acusado para el control ilícito de la disidencia o crítica políticas a su régimen de facto, en una coyuntura de inestabilidad democrática donde se practicó por la fuerza el desconocimiento de garantías y derechos fundamentales.

    4. ¿CUALES SON LAS PRUEBAS?

    Como lo hemos señalado desde aquí a lo largo de todo el proceso, no hay una prueba directa en la que Fujimori ordene expresamente los hechos imputados. Se trata de trabajar a partir de indicios, pero que sean lo suficientemente sólidos y verificables para atribuir a Fujimori la autoría mediata por los cuatro casos. Estos son los indicios:

    BARRIOS ALTOS: Necropsias que comprueban los asesinatos y lesiones graves, investigación de la DINCOTE sobre el caso, nota de inteligencia entregada por Máximo San Román que señala que Montesinos y Colina fueron los autores de los crímenes, sentencias dictadas a miembros del grupo Colina en el marco de procesos de conclusión anticipada o colaboración eficaz, artículos periodísticos que reportan desde el inicio que el caso fue imputado a escuadrón de la muerte, investigación hecha por la CVR, documentos desclasificados de Estados Unidos que señalan los obstáculos a la investigación, testimonios de sobrevivientes, testimonios de policías que llegaron primero a la zona de los hechos, declaraciones de miembros del Grupo Colina y de testigos referenciales que señalan que Montesinos transmitió la orden para la matanza así como las facilidades logísticas que les dio el Ejército, documentación sobre pagos a agentes de Colina, investigaciones de Ricardo Uceda y Edmundo Cruz, video de Martin Rivas con Umberto Jara.

    LA CANTUTA: Pruebas balísticas, actas de levantamiento de restos y de reconocimiento de objetos personales, informe de resultados presentado por agente Marco Flores Alván, documentos periodísticos sobre protección de Fujimori a Hermoza y Montesinos y reacciones de Hermoza frente a investigaciones parlamentarias, documentos presentados por Rafael Merino Bartet que indican la operación de encubrimiento montada en el SIN, documentos desclasificados de Estados Unidos que dan cuenta del encubrimiento, investigación de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, sentencias dictadas a miembros del grupo Colina en el marco de procesos de conclusión anticipada o colaboración eficaz, testimonios de militares que permitieron incursion de destacamento Colina, testimonios de miembros de Colina, testimonio de Nicolás Hermoza que señala que Fujimori y Montesinos conocían de los hechos, sentencias de Justicia Militar.

    GORRITI: Testimonio del propio agraviado, declaraciones de detenidos durante el 5 de abril, documentos entregados por Rafael Merino Bartet sobre detención e incautación de computadora de periodista, testimonios de militares que intervinieron en su detención, declaración de Hermoza Ríos señalando que firmó las órdenes de detención elaboradas en el SIN.

    DYER: Testimonio del agraviado quien incluso señala que vio a Fujimori desde su celda en el SIE, testimonio del jefe de Contrainteligencia del SIN que reconoce la detención ilegal por orden de Montesinos y conocimiento de Fujimori, declaración de Ricardo Uceda que corrobora el conocimiento, documentos que prueban que Dyer no estuvo relacionado con el terrorismo, video de Fujimori imputándole falsamente vinculaciones con el narcotráfico y evasión tributaria,

    5. ¿COMO QUEDO LA TESIS DE QUE EN LA CANTUTA EL PLAN ORIGINAL NO ERA MATAR A LOS DETENIDOS?

    Esta tesis fue difundida por Ricardo Uceda en su libro Muerte en el Pentagonito y señalada también por una de sus fuentes, el ex agente de Colina Jesús Sosa Saavedra. Se debatío en el juicio, pero fue descartada por las siguientes razones:

    Empero, si se revisa la admisión del mayor EP Martin Rivas al periodista Humberto Jara, éste involucra en la operación al general EP Pérez Documet e indica que la muerte de los agraviados fue consecuencia inevitable de los hechos. Además, el teniente EP Portella Núñez precisó que si bien tuvo lugar esa llamada telefónica que atendió el mayor EP Martin Rivas, no pudo escuchar su contenido, y menos pudieron hacerlo quienes estaban en el vehículo, además en ningún momento, al regresar, el mayor EP Martin Rivas mencionó el contenido de la llamada ni hizo algún comentario. Vera Navarrete, asimismo, acota que no escuchó la conversación telefónica de Martín Rivas pero sí le ordenó detenerse para hacerlo.

    Asimismo, el AIO Chuqui Aguirre expresó que no tuvo conocimiento de la orden para impedir la ejecución –Sosa Saavedra sólo le comentó que se había olvidado de las palas y de la cal y que tuvo un problema con Martin Rivas–. El AIO Atuncar Cama es más enfático, pues expresó que Sosa Saavedra le refirió que la operación en La Cantuta, donde irían, era para matar a los subversivos, y fue por eso incluso que bajaron de la “ferretería” los picos, las palas y la cal –sobre la presencia de cal, en el caso La Cantuta, tiene dudasLecca Esquén–. Por lo demás, operativos con resultado muerte ya habíanrealizado antes, y cuando los convocaban para una misión teníanentendido que se mataría personas, a tal punto que por ello la norma era llevar picos, palas y cal: así declaran Alarcón Gonzáles y Sauñe Pomaya.

    El Informe de Resultado, que copió el asistente administrativo delDestacamento Colina Flores Alván [la existencia de un Informe de Resultado esafirmada por los AIO como consecuencia de una operación y, en el caso concreto,es mencionado por Sosa Saavedra], de un lado, precisa que el papel de laDIFE sólo fue apoyar con el concurso de un Teniente –a quien denomina“Dante” y no “Medina”– y el acceso al campus universitario para permitir laoperación especial de inteligencia; y, de otro lado, que luego de la capturase interrogó a los detenidos y se obtuvo determinada información. Destacael mayor EP Martin Rivas un problema vinculado al reconocimiento por losintervenidos del Teniente “Dante” y de un agente, a quien denomina“Colina”, “…lo que ponía en riesgo la integridad física de nuestro personal”.Ese Informe, entonces, descarta parte de la versión extrajudicial de Martin Rivas, que por cierto no avaló ningún AIO, acerca de la extensión de laparticipación de la DIFE, y en ningún momento explica con amplitud ycontundencia acerca de una circunstancia excepcional vinculada al incumplimiento de una orden, dato relevante que impide aceptar que éstafue sólo detener.

    En consecuencia, si se tiene en cuenta la línea de crímenes serialesperpetrados por los integrantes del Destacamento Colina, losentrenamientos y preparativos propios de su lógica de intervención militar aobjetivos de inteligencia, lo vasto del operativo en cuestión –importó lamovilización de varias dependencias del Ejército–, las maniobras deencubrimiento ulteriores –que partieron de la más alta instancia del Ejército y,luego, como se verá en otro capítulo de esta sentencia, del SIN y del régimen en suconjunto–, la ausencia de represalias inmediatas al mayor EP Martin Rivas, lacontinuación de las operaciones del Destacamento, y lo sostenido porvarios agentes que descartan una posibilidad en contrario, resulta evidenteque la orden, desde un principio, fue matar a los agraviados de La Cantuta.

    6. ¿POR QUE SE HA DICHO TAN CONCLUYENTEMENTE QUE LAS PERSONAS ASESINADAS EN BARRIOS ALTOS Y LA CANTUTA NO FUERON TERRORISTAS?

    Quienes han cuestionado esta tesis – entre ellos, Aldo Mariátegui – han dicho que hay investigaciones periodísticas que prueban que, en el caso de los estudiantes de La Cantuta, tendrían vinculos con Sendero Luminoso.

    En este extremo, la Sala considera que no hay evidencia suficiente que rompa la presunción de inocencia, por lo que no se tiene por demostrado que estas personas hayan pertenecido a Sendero Luminoso. En último caso, el hecho de la pertenencia o no de las víctimas a una organización subversiva no constituye un atenuante para los crímenes de Fujimori.

    Página siguiente »