Escrito por: Jose Alejandro Godoy en Uncategorized

Estimados muchachos de La Primera:

Comparto con ustedes el afán investigativo sobre las cuentas de la ong de la Primera Dama de la Nación y saludo que ustedes hayan sido el único medio – además del programa de Rosa María Palacios – que ha hecho preguntas sobre este tema en la prensa.  Pero, el día de hoy, viendo su nota del día sobre este tema, les tengo dos atingencias que hacer (Periodismo 101, le llaman):

1. Citar la fuente: Veo que en su noticia de hoy colocan que “los blogs están muy activos y aportando nuevos datos y evidencias” sobre el caso de Pilar Nores y citan una serie de descargos que el funcionario de Instituto Trabajo y Familia, Miguel Mejía Regalado, ha dado a este blog. Y en un cuadro anexo a la nota, colocan que “En un conocido blog, Mejía Regalado reconoció que Pilar Nores despacha desde Palacio lo concerniente a Sembrando”. Dado que han citado al blog Pepitas en otro pasaje de la nota, me extraña sobremanera que “no recuerden” cual es el nombre de este humilde espacio (Repeat after me: “Des-de-el-Ter-cer-Pi-so”) . Desde aquí trato de cumplir con citar a la fuente, lo mínimo que se le puede pedir a un medio es que haga lo mismo. Ojo, no es la primera vez que les llaman la atención por no citar la fuente.

2. Corroborar la información: Vayamos al fondo de la nota.  En la misma publicaron que Miguel Mejía Regalado, el funcionario de la ong de Pilar Nores, también trabaja en la Presidencia del Consejo de Ministros. Para ello se basaron en la presentación de una declaración jurada ante la PCM – ver foto arriba, correspondiente a La Primera – en la que Mejía indicaba que recibía fondos privados. La nota daba a entender que Mejía Regalado dupleteaba y, claro, ello explicaba el conflicto de intereses en que anda el Instituto Trabajo y Familia.

Bueno, me tomé la libertad de hacer el ejercicio de corroboración de dicha información en dos pasos. El primero de ellos fue consultar en la web de la Presidencia del Consejo de Ministros la información correspondiente al personal de dicha entidad – sea contratado o nombrado – y el nombre de Mejía Regalado no se encontraba por allí ni por asomo.

El segundo fue contactarme con el propio Mejía Regalado vía correo electrónico. A la media hora, el funcionario de Sembrando me respondió a mi correo y me indicó lo siguiente sobre dicha declaración jurada:

– Miguel Mejía Regalado trabaja exclusivamente en el Instituto Trabajo y Familia
– Su pago lo realiza PNUD, dentro del convenio 00046770 ““Apoyo en la Implementación, Monitoreo y Evaluación de la Intervención del Programa Sembrando, aplicando el instrumento de línea de base”firmado entre PNUD y el ITYF.
– El señor Mejía no trabaja, ni cobra bajo ninguna modalidad dinero alguno del Estado
– El señor Mejía asumió la responsabilidad de Director Alterno del proyecto de PNUD 00047877 “Ciudadanos Invisibles”, ad-honorem, sin percibir dinero en ninguna forma (ni como honorarios, ni como proveedor).
– El señor Mejía presentó su declaración, donde precisa que no recibe ingresos públicos, tal como puede verse en la imagen que el propio diaria La Primera publica.
– A pesar de quedar claro que el señor Mejía no recibe ingresos públicos, La Primera afirma que “cobra en el gabinete y trabaja para Pilar Nores”, lo que es absolutamente falso.

Para la próxima vez, mayor cuidado en como se presenta dicha información.

Saludos combativos para don César Lévano.

 

Un debate abierto tempranamente, pero gracias a la responsabilidad del propio gobierno, es el de la estrategia del Presidente de la República con miras al 2011.

Hace algunas semanas, en uno de los actos de sinceramiento político más fuertes de su carrera, Alan García reconoció que hizo todo lo posible por evitar la elección de Mario Vargas Llosa en 1990 y, peor aún, que podría ejercer dicho derecho de veto en el futuro.  Dado el auditorio empresarial que lo aplaudia, muchos suponían que el veto se iba contra Ollanta Humala y se comenzó a especular con quien sería el o la favorecida con el favor presidencial, de modo velado.

Ayer, con la honestidad que lo caracteriza, en una entrevista con Perú.21, el vicepresidente Luis Giampietri indicó cual es una de las opciones, claro, empatando con sus propias preferencias políticas:

¿Y qué confianza le despierta Keiko Fujimori?
Creo que Keiko es una mujer que está formada a los criterios que su padre utilizó en la primera parte de su gobierno. Creo que hay que reconocerle al ingeniero Fujimori los méritos que tuvo en eso.

¿Tuvo méritos el régimen fujimorista?
Creo que fue un gobierno que tuvo también actos de pragmatismo, porque él entró con ideas distintas, pero cuando vio la realidad planteó una nueva forma de visualizar al país. Manejó el tema con mano firme, nos reinsertó en el mundo económico de donde habíamos salido por los errores del primer gobierno de Alan (García), nos sacó de los inelegibles, teníamos más del 50% del país en manos del terrorismo, la deuda externa nos agobiaba y la inflación nos atoraba. Él tuvo el coraje de cambiar esto y sentó las bases para esta bonanza que tenemos en este momento, después cometió errores que creo que la historia tendrá que juzgarla.

En un potencial gobierno de Keiko, si es que llegara, ¿estaría de acuerdo con el indulto que le piensa otorgar al ex mandatario?
Tiene ya más de 72 años, creo que Fujimori en algún momento tendría que ser indultado; por su edad, por razones humanitarias, creo que esas tesis que se han aplicado el dominio del hecho carece de sustento legal…

Al margen que piense que al almirante le hace falta leer bien la sentencia contra su adorado dictador, lo cierto es que ha indicado lo que muchos atribuyen a este gobierno, es decir, que favorecería la candidatura de la señora Fujimori por tres razones: 1. Continuidad del modelo económico y social, con el apoyo empresarial y de los sectores conservadores, 2. Un pacto entre el APRA y el Fujimorismo y 3. La necesidad que alguien le guarde las espaldas a García por las investigaciones que seguramente le caerán encima una vez deje Palacio de Gobierno.  Todo ello, con miras a un regreso en el 2016.

Yo más bien me inclino porque aún esta buscando a ese candidato o candidata. Entregarle un endoso claro al fujimorismo, con indulto mediante, no solo afectaría cuestiones de principios, sino que, automáticamente, García perdería el instrumento de presión a través del cual tiene los 13 votos del chino en el Congreso. Además, García tiene las presiones de su propio partido, donde se han desmarcado rápidamente de las declaraciones de Giampietri. Y claro, la nebulosa sobre la forma en como el reo de Barbadillo pagó las universidades de sus hijos le complica más la cosa a la heredera del shogunato.

El otro problema que tiene García, en términos políticos, es que la elección se polarice entre Ollanta y Keiko – en el eje izquierda – derecha frente al mercado -, con lo que deja un espacio grande al centro para ser ocupado. Y como bien lo sabe de su experiencia del 2006, quien ocupe el centro probablemente sea el Presidente del Perú. Allí hay varios postores, pero principalmente le preocupa Alejandro Toledo, quien hoy se manda con pedidos de investigación sobre la conexión entre los petroaudios y las protestas en la selva – ojo, que uno de los lotes del faenón petrolero estaba en Madre de Dios – y frente a quien todo el APRA salta cada vez que el ex presidente se manda con una declaración crítica frente al gobierno.

¿Por qué le preocupa Toledo? 1. Porque tendría la ductibildad suficiente para captar tanto a sectores liberales y empresariales como de izquierda moderada, los que fueron el sustento de buena parte de sus gabinetes ministeriales. 2. Porque en el Perú siempre los ex presidentes tienen un peso fuerte y la esperanza de volver. Y 3. Porque, luego de los tiros cruzados de estos años y la experiencia de su gobierno anterior, Toledo sí se animaría a respaldar políticamente investigaciones sobre los casos de corrupción de este gobieno. Por lo menos, eso queda en la percepción, en este momento.

Sin duda, por cuestiones de principio, García debería garantizarle al país su neutralidad electoral, así como la de sus principales colaboradores. Pero todo indica que los globos de ensayo llamados Keiko, Donayre y Kouri estarán a la orden del día.

Anuncios