Hoy el economista, periodista, friki y blogger Hans Rothgiesser -peruanazo, a pesar del nombrecito- presenta su primera novela, El Heraldo en el muelle:

Un joven está por egresar del colegio y se tiene que enfrentar a ese terrible tormento al que se enfrentan todos los jóvenes limeños de clase media de su edad: Decidir a qué se quiere dedicar el resto de su vida.

Ésta sería una decisión más simple, si no fuese por la presión de su padre, por el ejemplo impecable de su hermana y por el mismísimo Diablo, que se le aparece para ofrecerle un trato.

Pero el Diablo no será el único personaje bizarro que conocerá Guillermo durante su odisea. También tendrá que lidear con zombies, conejos antropomorfos matemáticos y hechiceros urbanos con sus propios problemas.

El género fantástico -no confundir, por amor del Cthulhu, con lo real maravilloso- tiene una tradición muy irregular en el Perú (Clemente Palma, Adolph, por ahí alguna incursión de Ribeyro). Desde ese punto de vista, esta publicación es una apuesta arriesgada en nuestro mercado editorial. Pero no lo es.

Voy por la mitad de El heraldo… y lo estoy disfrutando mucho. Aunque transcurre -o se inicia- en Lima, esta novela se inscribe más en la línea de las grandes obras fantásticas anglosajonas. Ideal para seguidores de Harry Potter o el Señor de los Anillos o Terry Pratchett (la novela tiene un particular sentido del humor al borde de la autoparodia que lo refresca y lo emparenta más con Pratchett, pero en criollazo). Debería ser un exitazo de ventas.

El heraldo… se presenta hoy en la librería Ksa Tomada (Conquistadores 1238, San isidro, a una cdra. del Ovalo Gutierrez) a las 7 de la noche. Ahí nos vemos.

Anuncios