Escrito por: Jose Alejandro Godoy




Ya saben que este gobierno no me gusta por muchas cosas. Y también que pienso que es una oportunidad perdida más, a pesar de los innegables avances económicos que existen y de algunas cosas más que han sido importantes – para mi, por ejemplo, el tema de La Haya – aunque los sucesos de Bagua marcarán lo que resta de esta gestión.


Quizás sean las Fiestas Patrias o algunas depuraciones vitales de estos días, pero hoy volvimos al campo propositivo. Aquí, modestamente, van 12 propuestas para que este gobierno acabe mejor de lo que hoy está. ¿Insuficientes? Tal vez. ¿Otras dependen del Congreso? Sí, y es muy limitante que se trate del mismo parlamento que eligió a Alva Castro como presidente con votos de tránsfugas.  Pero dentro del arte de lo posible, algo se puede hacer y por aquí van los 12 puntos:


1. DARLE A LOS DERECHOS HUMANOS Y LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION EL LUGAR QUE MERECEN:


Si, se trata tal vez de algo un poco utópico, considerando que ambos temas no son, ni por asomo, parte de las prioridades de Alan García, por motivos que tienen que ver con el pasado y con el presente.  Pero lanzo la la siguiente audacia.


Dado que se tratan de dos temas transversales a todo el Estado, podrían tener dos viceministerios en la cartera que no los tiene: la Presidencia del Consejo de Ministros. Ambos ya tienen políticas públicas a las cuales responder – el Plan Nacional de Derechos Humanos, las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, la Iniciativa Nacional Anticorrupción y el Plan Nacional de Lucha contra la Corrupción -.  Ello implica también que los organismos que están dispersos en el Estado sobre estas materias pasen a estos dos viceministerios. Y claro, que pongan a gente capaz a cargo de los mismos.


Tal vez, pido demasiado. Paso al siguiente punto.


2. MANTENER LA POLITICA MACROECONOMICA:


Hasta el momento, el principal acierto de Alan es tener a un Ministro de Economía y Finanzas que impide desvaríos populistas. Que es impopular, que corta el caño hasta donde no debiera y que ha sido incapaz de flexibilizar a límites razonables el SNIP, es cierto, pero no ha permitido que, por el amor de Dios, García y sus ministros apristas (y también, presidentes regionales y alcaldes) gasten como les da la gana y mal.  Mantener ello, así como el ritmo de crecimiento, sería un importante hito para el país. No suficiente, pero sí necesario.


3. UNA BUENA POLITICA DE SEGURIDAD CIUDADANA


Aquí seguramente Fernando Rospigliosi – y con razón – me dirá que al gobierno no le importa nada este tema, considerando tanto a las “lumbreras” que nos han puesto de Ministros del Interior, como los desvaríos de políticas que ha tenido García en esta materia.


Pero insisto en el tema porque – salvo excepciones – todos hemos sido (o conocemos a alguien que ha sido) víctima de un robo, atraco o ataque en la calle. Es decir, si a algo le incomoda a todos es que nos puedan robar en cualquier momento. Así, que señor Octavio Salazar, póngase a trabajar ya en esto. Propuestas tiene y están desde el gobierno pasado durmiendo el sueño de los justos.


4. REFORMA POLITICA


Esta es chamba del Congreso, pero las propuestas de reforma constitucional y legal van por este lado:


Ir a un parlamento con dos cámaras: una Cámara de Diputados elegida en distritos uninominales (es decir, dividimos al país en tantos diputados haya, sin importar la demarcación territorial) y un Senado elegido nacionalmente.  El Congreso y el Presidente de la República no deben elegirse el mismo día, para dar a la elección parlamentaria el peso que merece. Manener la valla electoral en 5%, vacancia automática de quien deja de pertenecer al partido que llevó al Congreso o al Consejo municipal, bancadas parlamentarias no podrán ser conformadas por tránsfugas. Son algunos de los elementos de este menú.


5. DEBATE DEL CURRICULO EDUCATIVO


No seré iluso de pedir que reformen la educación peruana, pero al menos, Ministro Chang, por sus tricas, ponga a debate el currículo educativo. Tan importante como hacerle el pare al SUTEP es discutir cuales son los contenidos que son aprendidos por los niños y jóvenes en el país, tanto para su formación personal, ciudadana y profesional.


6. REFORMULAR LA DESCENTRALIZACION


Desde la Defensoría del Pueblo, tienen una idea de las fallas. Vean esto que señaló La República:



La jefa del programa de descentralización y buen gobierno de la Defensoría del Pueblo, Cantuta Vallenas, analizó otro aspecto de esta problemática, el que se refiere a las competencias. La experta advirtió que pese a que el Ejecutivo ha  transferido competencias y funciones sectoriales (antes de los ministerios) a los gobiernos regionales, estas instituciones no tienen un buen desempeño.


“Concluimos que las deficiencias se deben a tres motivos: primero, la falta de personal para afrontar las nuevas funciones, la falta de actualización de los trabajadores antiguos, así como la identificación de los recursos enviados”, anotó.


Vallenas reconoció que manejar nuevas competencias es algo complejo, pero requiere avances plasmados en planes integrales.


La funcionaria mencionó además que en los sectores donde se observa más dificultad son los de Educación, Salud y Transporte, por lo tanto sugirió que se elabore cuanto antes un manual de organización y funciones para evitar duplicidad de esfuerzos.


Creo que esto se explica por sí solo, asi que vayamos al siguiente punto.


7. UNA COMISION INVESTIGADORA INDEPENDIENTE PARA BAGUA


Esta cuestión no solo viene de reclamos de los sectores radicales, sino que es pedida por nada menos que el Relator Especial de la ONU sobre pueblos indígenas. Y para disipar cualquier duda existente, es mejor que la misma se presente de una vez.


8. REFORMULACION DE LOS PROGRAMAS SOCIALES


El primer paso que dio el gobierno en esta materia fue fusionar los programas sociales. Pero hace falta algo más. Comentó hace un tiempo Fritz Du Bois:



¿Por qué Beto Ortiz puede llevar esperanza a esos niños y no pueden hacer lo mismo ni el ministro de Salud ni el presidente regional de Puno? ¿Qué han hecho para salvar la vida de esos niños tanto la actual como la anterior ministra de la Mujer? ¿Qué función cumplen los miles de funcionarios que cobran sus salarios puntualmente en los programas sociales? ¿Dónde están las decenas de miles de empleados, a nivel municipal, regional o del gobierno central, que existen en la planilla pública, pero que parecen fantasmas en la práctica por su eterna ausencia cuando son realmente requeridos?


Mucho se habla de la falta de Estado, como si multiplicar los presupuestos fuera la varita mágica. Sin embargo, en Puno y en Lima hay recursos y sobran burócratas; pero, como no existe voluntad de servicio, los niños se siguen muriendo ya que nadie hace nada. Esta recurrente tragedia nos recuerda a los peruanos que debemos trabajar una buena parte de nuestra vida solo para pagar impuestos y financiar a un enorme aparato estatal que no nos da nada a cambio.


Experiencia personal. Hace unas semanas participé en la organización de la Tuitertón, junto a muchas personas que pusieron su tiempo, ganas y contactos para que esta causa saliera bien. Desde el inicio pensamos en Cáritas como entidad destinataria de la ayuda, porque sabríamos que iría más allá de la mera caridad, es transparente y confiable. ¿Puedo decir lo mismo de los programas sociales del gobierno?


9. MEJORA DE LOS MECANISMOS DE CONTROL DE CONFLICTOS SOCIALES


Los conflictos sociales no se van a solucionar con mesas de diálogo informales, o descabezando a los grupos enfrentados con el gobierno.  Tomo dos propuestas de Carlos Melendez, que se complementan con lo que he dicho sobre la necesidad de potenciar las unidades de conflictos de los Ministerios, en particular, de la PCM:


Sobre las mesas de diálogo:



Sin embargo, las políticas de descentralización y de acuerdos multipartidarios han sido prácticamente abandonados por el actual gobierno, cuando más se requiere su profundización. Tanto la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (especialmente después del nombramiento de Yehude Simon como jefe del gabinete de ministros) y el Acuerdo Nacional carecen de visibilidad política y vienen perdiendo eficiencia y legitimidad, cuando son precisamente estas instancias las que podrían darle cierta organicidad y articulación a la desbordante emergencia de “mesas de diálogo” y Comisiones de Alto Nivel que hasta el momento sólo demuestran fragmentación y atomización de los requerimientos movilizados, lo que impone una “salida” localista y coyuntural en desmedro de una urgente solución de carácter nacional y de largo plazo.


Sobre los dirigentes sociales:



El descabezamiento dirigencial posterior a los sucesos del 5 de junio es clave para poder conocer con mayores grados de certidumbre la verdad sobre estos hechos. Existe un significativo repliegue de las dirigencias sociales de las comunidades nativas de las cuencas ubicadas en las provincias de Condorcanqui y Utcubamba, ya sea por órdenes de captura (reales o supuestas), temor extendido luego de la represión estatal o simple indignación y rechazo ante el comportamiento de las fuerzas del orden. Quien podría cumplir con eficiencia el rol de intermediación entre las comunidades y los representantes estatales es Santiago Manuin, personaje con ascendencia dentro de la zona pero que se encuentra hospitalizado en Chiclayo y con resguardo policial, dado la orden de captura que existe en su contra. La ausencia de dirigentes y portavoces hace muy difícil la mediación, comunicación y problematización de las demandas provenientes de las comunidades.


10. RECONSTRUYA PISCO


No me sorprendería ver que la ciudad más devastada por el terremoto siga tal cual la dejó Marco Sifuentes:



Y ya serán dos años. Ojalá mañana se diga algo sobre esto. Aunque claro, si Techo Propio se viene desarmando


11. DEJAR LA SOBERBIA DE LADO


Nada de esto será sentido si es que el gobierno (y el Presidente) no dejan de sentirse Adán. Un país no cambia en un lustro – eso es más que utópico, es estúpido – y eso va tanto para quienes criticamos al gobierno, como para quienes lo conforman.


Este discurso presidencial tan autosuficiente, en el que todo es culpa de un complot, en el que hasta los bloggers somos considerados como enemigos del desarrollo, en el que no existe modelo intermedio entre el chavismo y el suyo (¿Y Chile, Brasil y Uruguay, que son?), debería ser dejado de lado. Tal vez Heduardo tenga razón en que Alan es mejor comunicador cuando es candidato que presidente, pero, por Alá, que no siga con estas teorías conspiratorias que lo único que hacen que es que cada vez menos peruanos le crean.


(Y si puede arreglar sus entuertos con APDAYC, se lo agradeceríamos)


Feliz 28. No se pierdan mañana el análisis en vivo del Mensaje Presidencial en este blog.


LOS MEJORES BALANCES DE LOS TRES AÑOS DE ALAN:


Patricia del Río: El gobierno de Alan García de la A a la Z


Carlos Iván Degregori: García es un presidente de escritorio


La República: Descentralización: un proceso con trabas


Pedro Tenorio: División blindada


Pedro Salinas: Hacia ninguna parte


Augusto Àlvarez Rodrich: Un gobierno regularón nomás


Pablo Bustamante: García “el nuevo”


Comments 1 Comentario »

Anuncios