Escrito por: Jose Alejandro Godoy

Las duras declaraciones de Natalia Málaga representan el espíritu que todos los peruanos deberíamos tener: aspirar a más, no agacharnos ante ninguna adversidad por importante que sea, a afontar las responsabilidades, a rendir mucho más.

En un país que se reconstruyó luego de una guerra externa y que aún debe enfrentar las secuelas de una guerra interna. En una nación (o conjunto de naciones) que supo procesar a un ex presidente por corrupción y violaciones de los derechos humanos, pero que aún tiene que procesar sus inequidades. En un país capaz de salir adelante a pesar de todo, este mensaje es el que queremos dejar por Fiestas Patrias.

Somos Libres, Seámoslo Siempre.

Anuncios