Dos soldados fueron abatidos en el VRAE
5-1d copyMinistro de Defensa, Rafael Rey, garantiza apoyo del Ejecutivo.
Un enfrentamiento con elementos terroristas terminó con la vida de dos soldados del Ejército Peruano en la localidad de San Antonio de Carrizales, en el distrito de Acobamba, aproximadamente a 100 Km de Huancayo, en Junín. Este se inició –según el ministro de Defensa– con un primer ataque a las 6:30 de la mañana y se prolongó por varias horas dándose un segundo enfrentamiento a las 9:30 a.m.

El ataque se dio en momentos en que las patrullas del Ejército se encontraban ejecutando los planes de acción, que constantemente se realizan en la zona del VRAE.

Producto de esta acción militar, fallecieron dos integrantes de la patrulla “Wanka”, perteneciente a la base contrasubversiva Pampas Tayacaja Nº 43. Se trata del sargento 1º Saúl Pérez Aguirre y del sargento 2º Ronald Alegría Pacheco. Pero las bajas no sólo serían en el Ejército, pues según el CCFFAA se estiman cuatro en el grupo de los terroristas, entre ellas una mujer. Esto debido a rastros de sangre y el hallazgo de dos fusiles de guerra que abandonaron durante su huida.

Al cierre de esta edición se informó que las patrullas continúan en la zona, ahora con refuerzos, realizando las operaciones de persecución y captura de los subversivos, que son parte de las huestes del camarada “Raúl”, quien tiene el dominio en esta zona.

El comandante general del EP, Otto Guibovich, informó, por su parte, que durante el combate se logró recuperar armamento de las fuerzas militares, y “todo indica que ellos también han tenido bajas”.

Desde Arequipa, remarcó que las Fuerzas Armadas operan en forman permanente en el VRAE, y agregó que en estos momentos están tras los pasos de la columna terrorista que atacó a sus soldados.

Condolencias
Quien también se pronunció fue el ministro de Defensa, Rafael Rey, quien expresó sus condolencias a la familia de los soldados caídos, y resaltó que aparte de éstos no habido más bajas ni heridos, pese a que el operativo continúa.

Los cuerpos de los soldados fallecidos fueron trasladados a la provincia de Jauja y luego derivados al Instituto de Medicina Legal de esa jurisdicción para la autopsia correspondiente. Se presume que hoy estarían llegando a Lima, aunque ello dependerá de la voluntad de sus familiares, a quienes –según garantizó– se les prestará asistencia técnica y el apoyo moral que requieran.

Mayor presupuesto
El titular de Defensa descartó tajantemente que el Ejecutivo no esté haciendo nada para apoyar el trabajo de las Fuerzas Armadas en esta zona, y aseguró que sí ha habido un incremento en el presupuesto para el Plan VRAE, aunque admitió que no en la cantidad que hubiese querido.

Agregó que no se puede responsabilizar de esta situación al gobierno actual, ya que esto es consecuencia del descuido de los anteriores gobiernos.

Museo de la Memoria
El titular de Defensa dijo no estar desacuerdo con la construcción del Museo de la Memoria, aunque aseguró que respeta y acepta la decisión del presidente Alan García de darle “luz verde” a ese proyecto. Mencionó que esa es una posición personal porque se basa en las conclusiones de la ex Comisión de la Verdad y Reconciliación, que en su opinión son “falsas, injustas y calumniosas”. 

 

Anuncios