• Ex presidente Fujimori durante juicio en su contra. Foto: Poder Judicial.
    Ex presidente Fujimori durante juicio en su contra. Foto: Poder Judicial.
  •   (ANDINA).- El fiscal supremo José Antonio Peláez Bardales, representante de la Fiscalía de la Nación, pidió la presencia de 61 nuevos testigos para que rindan su testimonio en el nuevo juicio en contra del ex mandatario Alberto Fujimori.

    Este nuevo grupo fue aceptado por la Sala Penal Especial de la Corte Suprema de la República y no presentó la oposición de las partes que participan en el proceso, salvo las declaraciones que debería dar el ex director de Expreso Eduardo Calmell del Solar, asilado en Chile.

    Peláez Bardales dividió a los testigos en cuatro grupos, según los casos que se investigan: “Interceptación telefónica” (30), “Control ilegal de medios de comunicación” (3), “Compra ilegal de congresistas” (12) y otro que demostrará el ilegal manejo de fondos públicos (16).

    En el primer grupo de testigos “Interceptación telefónica”, Peláez Bardales pidió la presencia de Susana Higuchi, el ex secretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar, el escritor Mario Vargas Llosa, y los periodistas César Hildebrandt y Mirko Lauer.

    Asimismo, los ex agentes del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) María Luisa Zanatta y Marco Flores Albán; el ex ministro del Interior Fernando Dianderas, Beatriz Boza Dibós y Enrique Agois, entre otros.

    En el grupo de “Control ilegal de medios de comunicación” se presentarán Manuel Alberto Ulloa, hijo; Julio Vera Abad y Eduardo Calmell del Solar, a quien la Sala Penal Especial dispuso pedir su testimonial por medio de exhorto a las autoridades chilenas.

    En cuanto a la “Compra ilegal de congresistas”, el fiscal pidió se presenten al juicio oral los ex congresistas Roger Cáceres, Waldo Ríos, Antonio Palomo, Jorge Pollack y Edilberto Canales.

    Además, se citará a Alberto Kouri Boumachar, cuyo vídeo junto a Vladimiro Montesinos ocasionó la caída del gobierno de Alberto Fujimori; y los denominados “intermediarios” Óscar Dufour y José Francisco Crousillat Carreño, entre otros.

    Peláez también pidió un nuevo grupo de testigos para demostrar el manejo ilegal de fondos públicos; entre los citados se encuentran Julio Salazar Monroe, Nicolás de Bari Hermoza, César Saucedo Sánchez y Carlos Bergamino Cruz.

    La sesión de instalación de este nuevo proceso contra Fujimori fue delegada por el vocal César San Martín al integrante de este colegiado Víctor Prado Saldarriaga, quien determinó que por motivos de salud del encausado las audiencias tengan una duración de no más de cinco horas.

    En tal sentido, se dispuso que las sesiones se realicen de 09:00 a 11:00 horas, con un intermedio de 30 minutos; y de 11:30 a 14:00 horas.

    Durante el inicio del juicio se presentó el grupo de agraviados, entre ellos la periodista Cecilia Valenzuela, el ex congresista Javier Diez Canseco, Ricardo Clemente Vásquez Suyo y Luz Áurea Saénz.

    En el grupo de testigos que se presentaron destacaron Humberto Rozas, Elesván Bello, José Villanueva Ruesta, Guillermo Ponce de León, Alberto Ríos Rueda, María Angélica Arce, entre otros.

    Se determinó, además, que llegado el momento el testigo Vladimiro Montesinos será trasladado a la sede judicial de Ate, cuando la Sala Penal Especial disponga su presencia.

    De igual modo, se presentaron los peritos Ángel Quispe Aguilar (perito dactiloscópico), María Ocaña (contable), Abilio Acosta (dactiloscópico), Carlos Vargas (grafotécnico), Betty Bringas (grafotécnico), Pedro Calderón (ingeniera electrónica) y Marco Tantaleán (ingeniero eléctrico).

    Tras la presentación de la nueva lista de testigos, la Sala Penal Especial dispuso un receso de media hora.

    Durante este juicio, se pudo observar a Alberto Fujimori descansando durante la lectura de nuevos testigos; así como la presencia de los congresistas Carlos Raffo y Martha Moyano, el ex ministro Jaime Yoshiyama y el ex parlamentario Luis Delgado Aparicio, entre otros allegados.

     

  •  

Anuncios