VAMONOS CON FAUCETT (O CON ALAS PERUANAS)

Escrito por: Jose Alejandro Godoy en Uncategorized

El señor de la foto se llama Fidel Ramírez Prado y es el rector de la Universidad Alas Peruanas. Esta universidad es propiedad de una cooperativa de servicios especiales que brinda sus servicios preferentemente a personal del sector Defensa y tiene filiales por todo el país.  También ha producido una película sobre el conflicto armado interno, discutida tanto por su guión como por sus méritos artísticos. Y es la única universidad peruana que se jacta de contar con un avión privado.

Justamente, han sido viajes en avión las que han puesto a esta casa de estudios en el ojo de la tormenta.

Ayer, La República destapó que los vocales supremos Jorge Solis y Francisco Távara, con sus respectivas esposas, viajaron a Paris pagados por la Universidad Alas Peruanas, para un evento sobre César Vallejo. El tema no pasaría de ser una anécdota, de no ser porque dicho centro de educación superior tiene más de una centena de juicios en el Pöder Judicial, la mayoría de ellos por incumplimiento en el pago de beneficios sociales. La cuenta del viaje costó más de 15,000 dólares.

Aunque los magistrados involucrados se han apresurado en señalar que no han tenido conocimiento de casos de esta universidad en los últimos tiempos, lo ocurrido, sin duda, es una grave falta ética de la que estos vocales supremos parecen no haberse percatado.  Peor aún, el Presidente del Poder Judicial autorizó estos viajes con licencia con goce de haber, ante cartas suscritas por los mismos magistrados que señalaban claramente que los pasajes y gastos serían solventados por la UAP. A pesar de ello, Javier Villa Stein hizo lo que le permitía su cargo y sacó a Távara de la Presidencia de la Sala Civil Permanente de la Suprema.  Los casos de los vocales – uno de ellos, recordemos, nada menos que ex jefe de la Oficina de Control de la Magistratura y ex Presidente del Poder Judicial, y el otro, miembro del Consejo Ejecutivo del PJ – serán vistos por el Consejo Nacional de la Magistratura.

Pero si algunos miembros de la Corte Suprema de la República parecen no tener clara la definición de “conflicto de intereses”, parece que lo mismo pasa en el Congreso de la República con la misma universidad. Hoy Perú.21 informó que los congresistas apristas Mercedes Cabanillas, Mauricio Mulder, José Vargas, Wilder Calderón y Edgar Nuñez viajaron en octubre último a Finlandia, bajo una invitación del rector de la UAP, Fidel Ramírez Prado.

El caso de Edgar Nuñez es “algo particular”, dado que es vicerector de la Filial Ica de dicha universidad.  Y en el de los congresistas Calderón, Nuñez y Cabanillas la cosa es aún más seria, dado que los primeros son miembros titulares de la Comisión de Educación del Congreso y la segunda es accesitaria de dicha Comisión Calderón además viajó con Ramírez Prado a Grecia para un congreso de la Internacional Socialista. Ello no quita que los otros dos parlamentarios no deban dar explicaciones sobre estos viajes extraños.

Hay dos cosas más que comentar sobre esta universidad y su Rector.  La primera de ellas es que Ramírez Prado no ha ocultado sus aspiraciones políticas y está formando un partido para las elecciones del 2010 y 2011. La segunda, tiene que ver con los antecedentes de la universidad señalados hoy por El Comercio:

La Cooperativa de Ahorro y Crédito Alas Peruanas acordó en diciembre de 1989 realizar los estudios respectivos para crear una universidad particular con la finalidad de atender las demanda de sus socios y proyectar su servicio a la comunidad.

Mediante resolución de la Conafu, de abril de 1996, se autoriza el funcionamiento provisional de la Universidad Alas Peruanas.

Luego, en el 2001, la Conafu señala que no le expedirá la autorización definitiva y la califica de “deficiente”. En julio del 2002, la universidad se integra a la Asamblea Nacional de Rectores y la Conafu se eximió, por mandato judicial, de seguir evaluando la calidad académica.

Veamos, conflictos de intereses, viajes pagados, calidad académica discutible y aspiraciones políticas. Aquí los responsables no solo son los magistrados y congresistas viajeros, sino también la entidad y su principal autoridad.  La educación peruana, muchas veces, no cae en las mejores manos.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Álvarez Rodrich: Perú: el Sodoma y Gomorra de la ética

Luis Galarreta: Villa Stein cometió un error al autorizar viaje de Távara financiado por Alas Peruanas

Perú.21: Mulder dice que no hay incompatibilidad en el viaje a Finlandia

Anuncios