Piden al Estado asuma medidas

que frenen violencia contra la mujer

 

  • Católicas por el Derecho a Decidir – Perú (CDD – Perú) sostienen que pese al rol decisivo de las mujeres en la sociedad, muchas aún mantienen condiciones de vida que atentan contra sus derechos fundamentales.

 

En los últimos años, en el país, los feminicidios y los actos de violencia en contra la mujer han ido en aumento. A decir de Católicas por el Derecho a Decidir – Perú (CDD – Perú) esta situación podría revertirse si el Estado y sus entes competentes, asumen su responsabilidad y adoptan medidas sostenibles de prevención, atención y sanción contra los agresores.

“No se puede seguir valorando este problema social como un hecho aislado o como una práctica social ‘cotidiana y normal’, atribuyéndole solo a ‘razones patológicas’ que disminuyen la sanción jurídica”, dijeron, tras señalar que usualmente se simplifican las razones de la violencia bajo la frase “fue un crimen pasional”, cuando la real causa es el control y poder que los hombres creen tener y ejercen sobre las mujeres.

Agregaron, este tipo de asesinatos están inmersos en un círculo de violencia constante que suele ser planificado, es decir, que existe premeditación. Lamentablemente, muchas mujeres quedan atrapadas y asumen que la violencia que sufren por no obedecer o expresar su autonomía es un castigo de Dios o un destino divino y que “el amor lo perdona todo”.

En ese sentido, recordaron que cada año, según cifras del Observatorio de Criminalidad del Perú, hay más de 100 mil denuncias por violencia contra las mujeres en el país. En el caso especifico de los  feminicidios (el homicidio o asesinato intencional de mujeres por causas de género), el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES) ha contabilizado, entre enero y agosto del 2009, 123 casos lo que significa 12 muertes de mujeres cada mes.

Esta situación, para CDD – Perú representa una amenaza cercana para todas las mujeres debido a su frecuencia e intensidad escalofriantes y por lo mismo, “requiere de un profundo análisis que otorgue conclusiones cruciales que reviertan la histórica omisión e impunidad”.

 

Rol decisivo

A una semana de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, CDD – Perú también sostuvo que esta fecha representa no solo el reconocimiento del rol decisivo de la mujer en los procesos sociales, económicos y culturales de la sociedad; sino también, la demanda de cambios y acciones para revertir las condiciones de vida que atentan contra los derechos fundamentales de las mujeres.

Según dijeron a pesar de las luchas libradas por lograr condiciones de vida más equitativas para las mujeres, grandes brechas e injusticias aún rodean la vida de muchas de ellas. “La discriminación por género, traducida en la violencia ejercida contra las mujeres y el limitado acceso a adecuadas condiciones de salud, educación, empleo, salario, siguen siendo derechos fundamentales que no se respetan”.

Incluso, agregaron, para aquellas que tienen otra calidad y oportunidades de vida, la autonomía y el derecho a decidir en ámbitos privados y públicos resulta un terreno de disputa; y aún es alto el costo de participar en procesos políticos, laborales, sociales y económicos en condiciones de igualdad y respeto.

Pese a todo, CDD – Perú saluda a todas las mujeres en su día. “Celebramos junto a ellas el valor con que afrontan y cambian  su vida cotidiana, por todas las conquistas en el terreno de lo privado, hasta las luchas libradas en lo público. Por los logros conseguidos, nuestros sueños, el trabajo y esfuerzo que desplegamos para construir una sociedad más equitativa y justa para todos y todas”

Anuncios