Escrito por: Jose Alejandro Godoy en Uncategorized

“Dicen que para unos tiene alta peligrosidad empresarial – ¿parece, no? – y por eso hay bastante zafarrancho” (Alan García Pérez, 01.01.2010)

“Lamentablemente uno empieza a sentir que ha sido un poco burlado, porque una persona que está en la última situación de salud, no está la playa, ni en Asia y ni en Costanera 700″ (Alan García Pérez, 09.03.2010)

Que el político más astuto del país diga ahora que se siente burlado, es algo que nadie en su sano juicio puede creer. Se trata de una situación que, más que digna de un Oscar, merecería estudios en las facultades de Ciencia Política o Psicología, del mismo modo que los expertos en Geriatría se romperán la cabeza para develar como un paciente casi terminal, por obra y gracia de un indulto, pasa a ser candidato a aparecer en Ellos & Ellas de Caretas.

En realidad, la indignación que el Presidente de la República ha tenido el día de ayer, parece producto de sus mejores actuaciones.

Desde que se emitió el indulto a José Enrique Crousillat, se dieron evidencias claras que el mismo había sido otorgado de modo irregular. Desde informes médicos que decían que este señor estaba más sano que mi propio abuelo (ver aquí y aquí), pasando por fotos de un veraneo digno de miembro de la CONFIEP (ver aquí y aquí) y un video en el que, junto a compañias bastante cercanas, el indultado departía en uno de los restaurantes más exclusivos de Lima.

Frente a ello no se dijo nada. Todo el gobierno – Presidente, Vicepresidente, Quemier y Ministro de Justicia incluidos – cerró filas en torno al indulto y a su otorgamiento. De hecho, ayer Aurelio Pastor y Miguel Facundo Chinguel (el presidente de la Comisión de Indultos) continuaron con la defensa del indulto y solo parecían indignados ante el escándalo. Parecían, más que funcionarios de un gobierno democrático, los defensores de su puesto de trabajo luego de una barrabasada que los pone a ellos como principales responsables – político y técnico, respectivamente – de una farsa.

¿Por qué el súbito cambio? Todo indica que los acontecimientos de las últimas 48 horas precipitaron la salida de Alan, Quesada y Del Castillo a recular sobre la defensa que en los tres meses se había hecho desde Palacio. En otras palabras, la farsesca denuncia de Crousillat y su abogado para volver a América Televisión y su rápido desbaratamiento, dejaron tan evidentes sus intenciones y forma de jugar que terminaron sepultando cualquier apoyo directo o indirecto a su causa. Vale decir, la teoría de la conspiración mal armada y que incluía a 56 personas terminó reventándoles en la cara – y de paso, precipitando el injusto despido de Beto Ortiz (a pesar que dijo cuestiones con las que estoy abiertamente en desacuerdo).

Pero también hubo mucho de control de daños. Hoy IDL-Reporteros trae un informe sobre los vínculos entre Alan García y Marisol Crousillat, la hija del indultado que se ha venido encargando de los negocios de la familia. El nexo fue Ricardo Ghibellini, ex presidente de TV Perú en este gobierno y un ex socio de los Crousillat en la década de los 90’s y que, como representante de Bavaria en el Comité Editorial de América, presionó por la salida de Rosa María Palacios en el 2006, apenas iniciado el gobierno. Y es que el Presidente no aguanta ni siquiera las críticas más diplomáticas, menos las sarcásticas. Las evidencias son claras: condecoraciones por armar una Teletón en Palacio, recibos por honorarios profesionales por la chamba de la señora Crousillat en el canal del Estado y contrataciones registradas en el SEACE.

Posteriormente, vino el primer intento de caer sobre el canal en un juzgado de un juez con currículum cuestionable, abortado gracias a la alerta de la prensa. Y hace un par de dias, la denuncia que pretendía poner a perro, pericote y gato declarando ante el Ministerio Público sobre la base de una teoría de la conspiración poco fundamentada.

Este gobierno ha dado muestras de poca tolerancia frente a la prensa. El cierre irregular de La Voz de Bagua y estas acciones revelan que las críticas, sean de un lado o de otro, le importan poco al Presidente de la República. Cuidado que los egos inflados le terminen reventándole en la cara. Bien podría preguntarle a Alberto Fujimori, de quien pretende tomar algunas lecciones, como termina la historia, en su celda de la DIROES.

ACTUALIZACION (03:00 PM)

Luego de un prolongado Consejo de Ministros, Aurelio Pastor y Javier Velásquez Quesquén anunciaron que el gobierno ha tomado dos decisiones. La primera, conformar un equipo de peritos que revisará los exámenes médicos que dieron origen al indulto a Crousillat. Y la segunda, que se investigue la denuncia hecha por Jorge Castro sobre la supuesta ingerencia política en el caso América Televisión, tanto en el Congreso como en la Fiscalía. La primera parte está destinada a hacerla larga con lo de la nulidad del indulto, la segunda, a golpear a Alejandro Toledo. (Más información en Andina)

Asimismo, Pastor ha dicho que los documentos del caso Crousillat son públicos. Ello se contradice con la demanda de hábeas data interpuesta por un miembro del equipo de Infopública, debido a que el Ministerio de Justicia se negó a entregar dichos papeles.

Sobre la denuncia de IDL – Reporteros, acerca de los vínculos García – Crousillat – Ghibellini, lo que queda del Ministro de Justicia manifestó que le parecía una mera especulación. (¿Y los documentos?).

Finalmente, Pastor dijo que si García decidía retirar el indulto él renunciaría. Que vaya preparando la carta, pues hasta Meche Cabanillas dice que Crousillat hizo un montaje.

MAS SOBRE EL TEMA:

José Janampa, ex médico del INPE: Salud de Crousillat siempre fue estable

Las posibilidades de anular el indulto en palabras de Anibal Quiroga y en twits de Rosa María Palacios

La Columna de Reporteros de Gustavo Gorriti

César Hildebrandt: Corazón de Oro

Augusto Alvarez Rodrich: El vergonzoso indulto a Crousillat

Fernando Vivas: Complot TV

Antonio Maldonado: Pastor debe dar un paso al costado

Fritz DuBois: Lázaro de Asia

Pastor y Facundo Chinguel siguen intentando defender el indulto

Carlín, Heduardo y Plan H editorializan con humor

Anuncios