• Lima, mar. 13 (ANDINA).- La elaboración, calificación, evaluación y recomendación del indulto otorgado a José Enrique Crousillat es de exclusiva responsabilidad de la comisión de indultos, por lo que es injusto responsabilizar al ministro Aurelio Pastor, dijo hoy el titular de este organismo, Facundo Chinguel. A juicio del funcionario, no existe “ninguna causal administrativa negativa” en el otorgamiento de ese beneficio otorgado al ex empresario televisivo.

    Señaló que la comisión evaluó el expediente en base a los protocolos e informes elaborados por los médicos del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), y contrastados por especialistas de Essalud y el Ministerio de Salud.

    Esta junta, indicó, elaboró nueve diagnósticos de enfermedad y recomendó que sea tratado en un centro especializado.

    Sin embargo, Chinguel reveló que la comisión recomendó el indulto basándose no solo en este diagnóstico, sino también tomando en cuenta que Crousillat tenía 65 años de edad y que si bien no tenía una enfermedad terminal, su continuidad en la cárcel podría “resquebrajar y peligrar su integridad y  salud”.

    “La comisión tomó en cuenta que los dos requisitos tener 65 años y tener una enfermedad no terminal, (es que) hemos hecho la recomendación para que se le otorgue el indulto”, precisó.

    El funcionario dijo que se está haciendo muy injusto con el ministro de Justicia, Aurelio Pastor, al atribuirle responsabilidades administrativas y enfatizó que la elaboración, calificación, evaluación y recomendación del expediente del indulto de Crousillat le corresponde exclusivamente a la comisión de indultos.

    Anotó que el pedido de indulto al ex empresario televisivo fue tramitado anteriormente en los años 2007 y 2008, pero que no prosperó “porque la documentación que presentaba no sustentaba el estado de salud”.

    Respecto a la orden de captura dictada contra Crousillat, manifestó que esta medida habría sido dictada por el Poder Judicial, a pedido de la fiscalía, tras hallar indicios de irregularidades en la decisión de los funcionarios del INPE de mantener en una clínica al ex propietario de canal 4.

Anuncios